En tres habitaciones de una hermosa casa colonial, cuya primera obra data del siglo XVII, se abre ahora un sitio consagrado a la degustación de la bebida nacional por excelencia. Una visita a los Salones Tequila de la Casa de las Sirenas es no sólo la oportunidad de conocer más de doscientos cincuenta marcas de este aguardiente, tradicional, única bebida mexicana con denominación de origen, sino también la grata sorpresa de constatar lo que un poco de interés puede hacer por las construcciones de otros siglos. La casa debe su nombre a los relieves de las sirenas en lo alto de la fachada, restaurada durante 1993 y 1994 por sus propietarios , que rescataron los materiales y ambientes del siglo XVII al XIX.


Los gruesos muros y las maderas comunican a los comensales esa sensación de lo eterno, mientras sobre cada una de las mesitas el servicio incluye todos los elementos para acometer la tarea: sal de grano, chile piquín y limones, que tienen la función de afinar las papilas para la fiesta de olores y sabores. Recuerde que un buen Tequila conserva el tenue aroma del maguey, surgido de las añejas técnicas para el cocimiento de las pencas del agave azul; también el color y la viscosidad son seguros indicativos de su calidad. ¡Salud!

 
 
HISTORIA : SERVICIOS : MENÚ : UBICACIÓN : TERRAZA : SALONES : EVENTOS : RESERVACIONES
   




© 2004 La Casa de las Sirenas. Todos los Derechos Reservados
República de Guatemala No. 32, Centro Histórico, 06000, México, D.F.
Teléfonos: (52) 5704 • 3345 y 5704 • 3273
Fax: (52) 5704 • 3465
info@lacasadelassirenas.com.mx